firmass

Con poco más de 500 notarios a nivel nacional, a los servicios registrales se le ha hecho
cuesta arriba satisfacer la demanda en los tiempos requeridos por sus usuarios, quienes poco

a poco están migrando sus trámites a la firma electrónica.

La crisis sanitaria generada por el coronavirus reveló la crisis que enfrenta el mundo de los
trámites en Perú. Esto, luego de que la Comisión de Defensa de la Libre Competencia (CLC)
del Indecopi, recibiera un requerimiento del Consejo del Notariado, en el que pudo identificar
1.014 plazas de notarios a nivel nacional, con un número de notarios activos que apenas
supera los 500, estimándose un déficit de especialistas cercano al 50%.
Pero estas cifras son mucho más que estadísticas, pues el impacto en la calidad del servicio
que reciben las personas no es solamente un dato. El problema es que esta situación se
arrastra desde hace casi una década, aunque la pandemia vino a profundizarla, ya que en
2019 el concurso público de méritos para acceder a una de estas plazas fue suspendido.
Luego, en 2021, se presentaron 108 plazas por llenar, pero únicamente se completaron seis.
De ahí que la firma electrónica aparezca como un rayo de esperanza, luego del aterrizaje de
FirmaVirtual, que -con el apoyo de ProInnóvate y Startup Perú- está ayudando a paliar el
problema. Ahora, muchos ciudadanos peruanos están haciendo una serie de trámites desde
sus casas u oficinas, sin tener que perder tiempo en la notaría, lo que les permite ahorrar horas
valiosas que pueden invertir en sus familias o en sus negocios.
“Más del 80% de las firmas que se hacen en notaría corresponden a contratos entre privados,
por lo que ni siquiera necesitan protocolización”, explica Christian Rodiek, CEO de FirmaVirtual,
quien junto a sus dos socios ha estado generando nuevas alianzas en Lima, para facilitar la
vida de los peruanos.
“Hacer trámites por internet, evita restringirse a los acotados horarios de atención de los
notarios y, además, permite sellar acuerdos con total seguridad de lunes a domingo y desde
cualquier punto geográfico”, añade el CEO de la plataforma que, sólo en Chile, registra 450 mil
documentos firmados electrónicamente.
Pronto podría abrirse una nueva convocatoria en Perú para llenar más de 300 plazas
notariales, pero sus resultados aún son inciertos. Por eso, la tecnología -al amparo de la Ley
Nº27.269 que regula la utilización de firma electrónica otorgándole la misma validez y eficacia
jurídica que mantiene la manuscrita- se levanta como la mejor opción para descongestionar las
notarías y agilizar los trámites en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Buen día:
En unos instantes nos comunicaremos con usted.